RECIBIDOR

              

Bienvenido. Pasa y ponte cómodo. No podemos quedarnos mucho rato porque dentro de poco despegamos. pero si te vas a unir al viaje, qué menos que explicarte quiénes somos y qué hacemos aquí.

Nos conocimos por los caminos de los mundos y resultó que teníamos muchas cosas en común. Para empezar, las tres habíamos escogido el viaje como línea conductora de nuestras vidas, cada una por sus razones específicas, aunque con razones globales parecidas. Y como las tres nos pasamos la vida explicando las razones de lo que hacemos, fue un gusto encontrar un rincón de whatsapp (rara vez estamos en el mismo sitio) donde compartir experiencias, pensamientos e indicaciones en un contexto en el que este tipo de vida es asumida como algo normal. Y luego se nos ocurrió hacerlo más grande, y más abierto, porque tiene que haber más gente como nosotras con ganas de hablar de la realidad y otra gente con ganas de saber qué es lo que hay en verdad detrás de las fotos maravillosas de lagos y montañas, para lo bueno y para lo malo. Y con un poco de suerte, dar las explicaciones suficientes (esta vez a nuestra forma) para que dejen de freírnos a preguntas. Y aquí está esta web. Por diversión y desahogo.

Y sí: somos tres mujeres. Así surgió la web sin proponérnoslo. Pero oye, ya que surgió así, aprovecharemos para darle nuestro toque y visión y, de paso, para incluir esos pequeños añadidos de más que nos toca explicar, por esa misma razón, cuando nos preguntan por qué hacemos lo que hacemos.

 

NOS PRESENTAMOS:

 

HOLA, SOY ERIKA (Pamplona, España, 1981): Os podría decir que soy periodista, porque es lo que estudié y a lo que me dediqué durante diez años, ocho de ellos en Oriente Medio. Pero sería una descripción inexacta e incompleta. Inexacta porque el periodismo se quedó atrás en Oriente Medio cuando me fui, y su lugar en la maleta vital lo ocuparon todas esas vivencias y personas que aún adoro y cuyas impagables enseñanzas nunca cupieron en un artículo de 1.000 palabras o una línea editorial. E incompleta porque, tanto entonces como ahora, he estado siendo otras tantas cosas. ¿Se puede ser muchas cosas a la vez?” Traductora, guía, persona confundida y perdida, profesora de idiomas, estudiante de otros idiomas, mala novia, subidora de montes, tachadora de listas de cosas a hacer en la vida, picaflor curiosa de trabajos y capacidades… Y, sobre todo, exploradora y espectadora hipnotizada de la fascinante naturaleza humana, capaz de lo peor y de lo mejor. De crear algo maravilloso y de arrasarlo sin piedad un minuto después. De ser feliz teniendo nada y de suicidarse de depresión teniéndolo todo. Después de Oriente Medio (y Kenia, y la India y los Balcanes), me presenté en una escuela de kung fu intensivo en China para ver si aprendía a canalizar el exceso de energía y obtenía un poco de claridad. Un año después, había aprendido un montón sobre mí misma… Qué desastre para la claridad… En fin, no hay remedio a la confusión. Supongo que me toca ser la existencialista de entre mis compañeras de Exit. Pero, para que no me tengáis miedo, os diré que ahora me dejo llevar y me tomo mi confusión con deportividad. Incluso hicimos un pacto hace un par de años: “Dame tregua mientras trabajo unos meses para ganar dinero y luego prometo darte rienda suelta en un viaje imprevisible de billete de ida.” Y así, el pacto se renueva con cada vuelo de regreso. Acabo de volver de Sudamérica, donde pasé siete meses, y otro ciclo nuevo está ya en el caldero.

HOLA, SOY CATHERINE (París, Francia, 1986): Esto es lo que os cuento

HOLA, SOY CAROLINA (Acarigua, Venezuela, 1984): Esto es lo que os cuento